14 de octubre de 2017

K y Joi volando junto a la presa de Los Angeles

SPOILERS

Las emociones son las que conforman nuestra memoria, viene a decir la doctora Ana Stelline (Carla Juri) en Blade Runner 2049. La memoria de las películas también funciona así y las emociones causadas en 1982 por Blade Runner, una de las obras más influyentes de la historia, te impelen, te programan a ver su secuela al precio que sea.

Con la misma ilusión que 35 años antes he visto Blade Runner 2049. El prólogo nos pone en la senda correcta de vuelo en un recorrido por California que nos lleva hasta la granja del Nexus-8 Sapper Morton (Dave Bautista). Este arranque con la propia llegada, el cara a cara entre el blade runner K (Ryan Gosling) y Morton, y el escaneo del árbol con el radar del drone, se halla entre lo más destacado del film y te reafirma en la impresión de asistir a un espectáculo de los gordos.

La acción en la granja de Morton produce un descubrimiento casual de trascendencia que, con la orden de borrar todo rastro, dirigirá la teniente Joshi (Robin Wright) del LAPD. K deberá "retirar" todo lo relacionado con un acontecimiento, un milagro para algunos, que amenaza con socavar el orden establecido. La naturaleza de la misión perturbará al agente KD6-3.7, más conocido por K.

La vida privada de K juega un papel relevante es esta trama, específicamente su relación con Joi, un programa informático de venta al público que proporciona la compañía de una bella mujer interpretada por Ana de Armas. Su personaje, su interacción, evolución y defunción, es un éxito. De entrada puede parecer un elemento ya repetido en muchas películas, pero de salida se eleva sobre sus homólogos cinematográficos.

Menos flores tengo para Niander Wallace (Jared Leto), el industrial que adquirió Tyrell Corporation tras su bancarrota. Al personaje de Leto lo encuentro ligeramente forzado, con un tono mesiánico no convincente y la sensación de ser más una persona en el borde de la patología mental que un astuto empresario al frente de la corporación, como sí lo era Eldon Tyrell.

Niander Wallace desea hacerse con el secreto de la reproducción de los replicantes y hace que su asistenta Luv (Sylvia Hoeks) siga los pasos de K mientras este investiga el paradero de Rick Deckard, el blade runner desaparecido que puede responder a la pregunta de dónde se halla el hijo de la primera replicante que ha sido capaz de dar a luz.

En el transcurso de esta investigación, K y Joi vuelan en el spinner sobre la presa de Los Angeles mientras ésta libera columnas de agua. En la bruma, en la lluvia, con el limpiaparabrisas del spinner trabajando... la belleza de estos planos, acompañados por la música de Hans Zimmer y Benjamin Wallfisch, los sitúan entre los más hermosos que haya visto jamás, una auténtica pasada. ¡Lo de Joi mirando las estructuras que se erigen frente a ella es para levantarse y aplaudir! Tuve que contener la emoción y me fui relajando mientras el spinner de los protagonistas salía de la presa y la conurbación de Los Angeles, atravesando la zona de procesamiento de basuras en San Diego.

K es eficiente en su trabajo, tira del hilo y lo sigue hasta la asolada Las Vegas, el refugio de un Deckard que sobrevive en plan I am Legend. Respondo a la cuestión de cómo lo hace nuestro querido Harrison Ford con 75 años: ¡bien! Hay quienes dicen que hace de Ford en vez de Deckard, y yo contesto que hace de Deckard. Es el mismo personaje, claro que mucho, mucho más viejo. Deckard es perfectamente capaz de defenderse e incluso de poner en dificultades a K. Valoro el realismo con el que se muestra cómo un hombre de esa edad, en razonable buena forma, aún es capaz de pasar a la acción, sin estridencias, sin exageraciones, evidenciando su lógica merma física. El viejo Deckard de Ford es un personaje sólido y en el haber del film.

Los acontecimientos se precipitan tras el encuentro entre K y Deckard. El primero ha de despedirse de Joi en una dramática escena en la que la chica virtual, conocedora de la precariedad o mortalidad de su libremente elegida nueva situación, emula a una chica real en la hora del adiós.

Luv parte con Deckard para entregárselo al señor Wallace; K es dado por muerto aunque no lo está, es rescatado por unos replicantes y regresa para hacernos saber si realmente completará su misión y hará lo que Roy Batty (Rutger Hauer) decidió no hacer: matar a Deckard.

Blade Runner 2049 tiene una historia fuerte, ciertamente interesante, con una dirección de maestro en Denis Villeneuve, e interpretaciones notables de Gosling, Ford, De Armas, Bautista y Wright; no está mal Mackenzie Davis como Mariette, un personaje que nos recuerda a la Pris de Daryl Hannah; a la elogiada Hoeks la apruebo sin más; a Leto le doy un regular. Suspender no suspendo a nadie ni a nada, no lamento ninguna escena concreta que desentone.

Diría que lo mejor de Blade Runner 2049 es lo mismo que lo mejor de Blade Runner, la ambientación, la escenografía, esa representación de un mundo que sientes como real, inhóspito, cautivador. Te absorbe. Te hace pensar. ¡Te ensimisma!

Rick Deckard: "Sometimes to love someone, you got to be a stranger."

2 comentarios:

  1. Ya la he visto. Me ha encantado!!!! , aunque le ha faltado un toque más de cine negro que de ciencia ficción. La entrada y el final , junto con la escena que bien comentas de la presa son de 10. Me ha emocionado la muerte de K en la escalera nevada(no necesitaba decir nada , ya estaba todo dicho desde hace 30años). Respecto a los personajes los peores sin duda el del Sr Wallace ( yo hubiera apostado más por un personaje del estilo Merovingio de Matrix) , el Sr Tyrell tenía clase , educación y elegancia. Respecto a Luv no me ha convencido y menos en la escena final con esa demostarción de artes marciales que tampoco pegan en un "robot". El agente Deckard si que me ha convencido , hay que tener en cuenta que han pasado 30 años y ya tenía su edad en 2018.... . Por cierto , me encantó volver a ver a Gaff pero eché en falta oirle hablar en interlingua. Para mí es un 9!!. Supongo que habrá más historias sobre Blade Runner.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra que te haya gustado! Aunque las películas sí las pondría a un nivel similar, gustándome más la primera, es cierto que en la pelea final no hay color y que Luv no es, no es fácil serlo, Roy Batty. Los mejores personajes de Blade Runner 2049 son los "buenos", no los "malos".

      Eliminar

Los fuertes han sido segregados por la propaganda quejumbrosa de los débiles