6 de agosto de 2017

A Gatlin no lo jubila ni Bolt

Había señales de debilidad y, pese a sus contadas apariciones esta temporada, su discreto rendimiento, sus declaraciones sobre desgaste físico y falta de motivación, y la observación de las series de clasificación, Usain Bolt seguía siendo mi favorito para la final de 100 metros de ayer. Favorito en una carrera que preveía ajustada y con Christian Coleman como principal amenaza. Con Justin Gatlin contaba para el bronce en lucha con Yohan Blake.

La carrera de Bolt ha sido la peor de su carrera en las grandes citas. Algo que he notado es que, con independencia de las marcas, su técnica de carrera se ha deteriorado, una circunstancia que no se apreció en Carl Lewis o Linford Christie en el ocaso de sus respectivas carreras. La técnica es algo que tiende a perfeccionarse y a compensar en lo posible la pérdida de facultades físicas. Bolt ha corrido más rígido, menos fluido y sin mantener la compostura, además de con unas muecas de esfuerzo que, como Michael Johnson ha señalado, no se le conocían (no en sus mejores carreras).

Quería que ganara Bolt, que se despidiera con un triunfo, pero de no ser él me alegro de que haya sido Gatlin, el veterano guerrero de mil batallas, odiado por cínicos e ignorantes, amado por los fans del atletismo. Gatlin ha sabido guardar la línea y presionar en unos metros finales que ha recorrido tan rápido o más que el gigante jamaicano. Con Gatlin nos hallamos ante uno de los mejores velocistas de la historia, quizá el segundo mejor corredor de 100 metros.

Sale disparado como un proyectil. El joven Coleman es una bomba saliendo de los tacos y acelerando, lo mejor que he visto en este ámbito junto al ausente Trayvon Bromell, con el que en teoría, en los próximos años, deberá disputar la hegemonía mundial de los 100 metros frente al atleta que, visto lo que ha habido, podría haber ganado estos mundiales de no haberse lesionado días antes: el canadiense Andre De Grasse. Claro que la experiencia me ha enseñado a no dar por acabado a casi nadie y no descartaría que Gatlin y Blake perduren y vuelvan a tomar medallas en los mundiales de 2019 y los juegos de 2020. Tyson Gay sí parece acabado y Asafa Powell ya sabemos que es incapaz de sacar lo mejor de sí mismo cuando más cuenta.

¡Enhorabuena a Gatlin por su victoria! Ha llovido desde que le vimos proclamarse campeón olímpico en Atenas 2004. Y tal como Gatlin hizo tras vencer, una reverencia a Bolt, lo mejor que hemos visto, lo mejor que ha habido. ¿Para qué extenderse más cuando seguiremos rindiéndole culto durante décadas?

Ahora a disfrutar de los 200, los 400 y el fenómeno Wayde van Niekerk.

Un saludo a otro campeón que ha anunciado su retirada: Wladimir Klitschko.

4 comentarios:

  1. Hola, Octopus. Vergonzante los comentarios deportivos, mas bien antideportivos de Tve, rezumando, excretando un cuasiodio contra gatlin como si de un delincuente hubiera sido. Cumplio su sancion conforme a la normativa y ya esta.
    Exijo rectificacion de por parte del trio de comentaristas de tve. Hooligans no son necesarios.
    Enhorabuena Gatlin y del dopaje a esos niveles y no tanto desde hace decadas que tire la prinera piedra....
    Disculpa errores ortograficos, envio desde movil.
    Jot.der

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo he seguido por TVE pero lo imaginaba. Muchos medios están en este plan. En la BBC han discutido en directo Steve Cram y Michael Johnson sobre la crucifixión a la que se está sometiendo a Gatlin. En Eurosport hay un tío comentando, no recuerdo cómo se llama, que hace años discutió con el comentarista invitado porque éste se negaba a retirarle el saludo a un ciclista amigo suyo que había dado positivo. Me quedo con lo que le dijo Bolt a Gatlin: "No te mereces los pitidos".

      Eliminar
  2. Yo admiro mucho a Bolt, he disfrutado durante años viéndolo, pero no le quito méritos a Gatlin. Tampoco creo que se pueda hablar del "declive de Bolt" y todas esas cosas que se están diciendo. No ganar en una determinada ocasión significa poco. Un mal día lo tiene cualquiera, insuficiente descanso, alguna preocupación, una digestión problemática... Hizo una de sus peores salidas y no encontró su aceleración habitual, como si no encontrase agarre en la pista. Para mí Usain Bolt sigue siendo el mejor, aunque en esta prueba no haya estado a la altura. Por desgracia, si cumple su retirada definitiva, no habrá modo de salir de la duda y demostrar lo que afirmo.

    Comparto la admiración y los mejores deseos hacia Klitschko, un pegador inolvidable y que será difícil de emular. Qué poder el de este hombre en su brazo! Le deseo lo mejor en su nueva etapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo doy por segura su retirada. Ya no le veo disfrutar como antes y por supuesto no es el hombre que era entre 2008 y 2012. Él lo ha dicho en varias ocasiones, que las piernas no le respondieron como esperaba, tras ganar los 200 en Río 2016, o que las piernas le duelen cuando antes no lo hacían, en 2017.

      Eliminar

Los fuertes han sido segregados por la propaganda quejumbrosa de los débiles