14 de agosto de 2016

¡Que viene la final de los 100 metros!

Ha llegado el momento de la verdad. Las semifinales son a las 02:00 horas del lunes, 15 de agosto en España. La final, a las 03:25 horas. Entonces sabremos si el campeón sigue siendo el campeón.

Escasas referencias sobre el estado de forma de los atletas pueden tomarse desde el mes pasado hasta ahora. Ha habido pocas carreras. Podemos estudiar lo ocurrido ayer en la primera ronda, donde he visto sobresalir a cuatro nombres: Usain Bolt como un oxímoron, perezoso y sobrado; Justin Gatlin en su línea, fuerte en todas las fases de la carrera; Andre De Grasse extremadamente ligero, levitando; y Yohan Blake con fuerzas recobradas, aun sin la salida, aceleración y final del pasado. De Trayvon Bromell, poseedor de la mejor salida del presente, esperaba un poco más, pero no lo descarto para las medallas; de Jimmy Vicaut y Marvin Bracy esperaba muchísimo más y seguro que uno de los dos, o los dos, se quedan fuera de la final.

Hay tres semifinales. Pasar directamente por puestos, en la primera, se me antoja una batalla terrible entre Nickel Ashmeade, Ben Youssef Meïté, Xie Zhenye y los mencionados Vicaut y Bracy. El chino puede dar la sorpresa y entrar segundo. Ashmeade primero.

En la segunda semifinal estarán Bolt, De Grasse y Bromell, de modo que uno de los tres se quedará fuera por puestos, si bien aún podrá entrar si hace uno de los dos mejores tiempos de entre las tres semifinales. La lucha por el segundo puesto ha de estar entre estos jóvenes talentos, De Grasse y Bromell, que curiosamente, compartieron bronce en los Campeonatos Mundiales de Pekín 2015. A Kim Collins no lo he visto en condiciones de pasar.

En la tercera semifinal no anticipo sorpresas: pasarán por puestos Gatlin y Blake.

Son las exigentes semifinales las que nos darán una medida de la relación de fuerzas en la prueba reina del atletismo. Tras ellas me lanzaré a hacer un pronóstico sobre el resultado de la final. En London 2012 creo que acerté 7 de los 8 primeros clasificados... ¡Una predicción difícil de superar o igualar!

Mi corazón desea que gane Bolt y mi cabeza me dice que es probable que lo haga. Teóricamente, se retirará en 2017, y como hipótesis de trabajo, su entrenador, Glen Mills, ve posible alcanzar Tokio 2020. Por desear, desearía que Bolt cerrara su ciclo de leyenda aquí en Brasil, imponiéndose nuevamente en los 100 y 200 metros, sin importar lo que ocurra en los relevos 4 × 100. Al final sólo puede quedar uno. Debe ganar el mejor y saludaré el triunfo del primero que pase por la línea de meta. Si fuera Gatlin sería una proeza, con 34 años, tras haber sido oro olímpico en Atenas 2004 y bronce en London 2012, y por supuesto, tras la represión burocrática que le le tuvo apartado de la competición entre 2006 y 2010.

¡Ah! Hay un plato fuerte justo antes de la supercarrera! A las 03:00 tenemos la final de los 400 metros, sobre el papel una de las mejores de la historia, con tres fenómenos en condiciones de ganar el oro: Wayde van Niekerk, vigente campeón mundial; LaShawn Merritt, campeón olímpico y dos veces mundial; y Kirani James, vigente campeón olímpico y campeón mundial. Merritt ha dicho que atacará el record mundial de Michael Johnson; James ha sido el más fuerte en las semis y Van Niekerk es mi favorito y el que mejor marca personal tiene de los tres. ¡Nadie sabe lo que va a pasar! No olvidemos que Merritt también parte con opciones, casi con la piel del oso vendida, para ganar medalla en los 200 metros.

En los 100 femeninos de ayer me congratulo por la plata de mi preferida, Tori Bowie, la más femenina de todas.

4 comentarios:

  1. Bravo!!!! Da bia que no me decepcionarías y harías mención también al 400. Qué nervios!! No veo clara la Victoria de van Niekerk...aunque sea sudafricano, que para mí lo hace favorito de mi afecto, ya sabes. Sobre tu análisis del 100, coincido plenamente, incluidas las decepciones y sorpresas (Zhyene, Blake, Vicaut...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tras las semis de 400 tampoco veo clara la victoria de Van Niekerk, lo que no quiere decir, claro, que no vea su victoria. Es que la competencia es tremenda. Me recuerda un poco a la final de Seúl 1988, con Butch Reynolds, Danny Everett y Steve Lewis. ¡Qué nivel! Esperábamos que Reynolds ganara, pero no, Lewis dio la sorpresa, y en Barcelona 92 fue plata tras Quincy Watts.

      A ver si Bolt triunfa o sigue la suerte de Shelly-Ann Fraser-Pryce, derrotada con dignidad, con bravura.

      Eliminar
  2. El sobrado, elegante y siempre atento Usain Bolt ARRASA, como habéis visto, y vuelve a plantear el tema de los límites del cuerpo humano y de su rendimiento físico. ¿Existe un tope, unos límites a lo que se puede conseguir? ¿Se irá siempre más lejos? Aunque haya algunas variantes del atletismo que parecen haber tocado techo -pértiga, por ej- gente como Usain Bolt nos hace inclinarnos por el segundo punto de vista, el de la superación continua.
    Y hemos tenido el privilegio de contemplarlo y disfrutarlo.
    KOVINEM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puesto que, como cualquier otra especie, el ser humano está en constante evolución, no creo que se pueda hablar de límites a su rendimiento, no al menos de límites que no sean los de las leyes de la física.

      Por ejemplo, mediante la selección artificial, mediante la cría selectiva, cruzando a humanos como Usain Bolt y Tori Bowie, se obtendría una estirpe de individuos especialmente dotados para la velocidad.

      A mi juicio, la razón principal por la que algunas pruebas parecen haber tocado techo es la falta de incentivos. De todas las pruebas, los 100 metros masculinos han progresado especialmente en las últimas décadas, y no es casualidad que sea precisamente esa prueba la que mayor proyección tiene.

      Eliminar

Los fuertes han sido segregados por la propaganda quejumbrosa de los débiles