14 de octubre de 2015

Rusia interviene en una fase ilusionante de la Guerra Civil Siria

He seguido con alegría la escalada de la intervención rusa en la Guerra Civil Siria. Vladimir Putin me ha devuelto la ilusión por una guerra que, debido a la nefasta política de Barack Obama y sus aliados occidentales, armando a los decapitadores moderados, veía con inquietud, con creciente pesimismo. Ahora, con los amigos rusos bombardeando las posiciones islamistas indiscriminadamente, sin preocuparse de quiénes son del Estado Islámico y quiénes son de los llamados moderados, el Ejército sirio ha lanzado una contraofensiva en varios frentes, aliviando la presión en regiones de vital importancia para el Gobierno de Bashar al-Assad, el hombre que representa una Siria moderna, genuinamente moderada y cosmopolita. Va a resistir.

¿Por qué Obama se ha comportado así? En Israel no parecen tener diferencias insoslayables con Siria. En Arabia Saudí quizá sí, y minar Siria también es menoscabar Irán. En la medida que los conozco, procuro estudiar todos los intereses y definitivamente me quedo con los del pueblo sirio, con la naturaleza —en su contexto geopolítico— liberal "del régimen" y contra la barbarie que representa el Estado Islámico. Suníes, chiíes, alawitas... Todo eso me trae sin cuidado. ¡Qué importa cómo se llamen! ¡Se les conoce por sus actos! El Estado Islámico suní ha de ser destruido y el califa Abu Bakr al-Baghdadi, ya que es obvio que no interesa capturar y juzgar a estos supercriminales, eliminado en una operación de fuerzas especiales al estilo de Operation Neptune Spear, la que se cobró al emir Osama bin Laden. Hay que asesinar a estas personas.

Como diría Raúl Castro, saludamos la iniciativa del Presidente de Rusia. ¡Siga enviando armas y asesores, señor presidente! Los americanos saben que se han equivocado, protestan con escasa convicción, con la apatía o incluso la oposición del electorado más belicoso, más republicano, que manifiesta su simpatía por Putin. La White House llora porque se bombardea mucho al frente islámico no sé qué y poco al Estado Islámico... ¡Qué lamentable papelón! Siguen haciendo daño porque están enviando armas a los insurgentes, pero pienso que han perdido la iniciativa política y la militar. Proclamo mi respaldo a la alianza contra el Estado Isámico que Rusia ha forjado con Siria, Irán, Irak, Egipto y Hezbollah. Saben quién es el enemigo y a quién hay que bombardear. Obama y el medio senil John McCain no lo saben.

Me extiendo para hablar de Irán. Siempre he sido hostil a los ayatollahs y a su gobierno represivo. No obstante, valoro la apertura que he apreciado a raíz de la elección de Hassan Rouhani como presidente. Diría que Rouhani ha centrado un poco al líder supremo Ali Khamenei. El presidente iraní habla suavemente, amablemente. Es una persona sensata que ni remotamente puedo comparar con los salvajes del Estado Islámico. Si es posible alcanzar acuerdos con Irán, bienvenidos sean, naturalmente reservándose el derecho al uso de la fuerza como último recurso para prevenir una amenaza digamos existencial. No es la primera vez que lo hago y ahora lo reitero: ignoremos al gruñón de Khamenei y démosle una oportunidad a Rouhani, naturalmente me refiero tanto a la cuestión nuclear como a la siria.

Deseo que Rusia prosiga su campaña militar siria y que, bien a efectos militares o meramente propagandísticos, se empleen bombarderos estratégicos para masacrar a la insurgencia. Es excitante fantasear con la acción de bombarderos Tu-22M, Tu-95 y, especialmente, Tu-160.

Espero que los United States hagan lo mejor que podrían hacer: admitir el error, retirarse dignamente, cancelar los suministros a los islamistas y dejar a a la coalición rusa hacer el trabajo que ellos no han sabido hacer.

"I like that Putin is bombing the hell out of ISIS". Donald Trump

8 comentarios:

  1. Sin duda hay un ciclo que se cierra. Aunque siempre he tenido la sensación de que los EE.UU. se dedicaban a hacer el imbécil por el mundo, es innegable que antes infundían respeto, se les veía los amos del cotarro. Hoy tengo la sensación de que no hacen más que el ridículo, como un anciano que pierde sus facultades sin darse cuenta.

    Siempre nos quedará Moscú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Siria puede afirmarse sin temor a exagerar que están haciendo el ridículo.

      Eliminar
    2. y con barcos y todo
      sin olvidarnos de los hinds

      Eliminar
    3. Y los drones, como el supuesto Orlan-10 derribado por Turquía.

      Eliminar
    4. Pronto se sabrá algo de los spetznas y de cierto grupo mercenario ¿checheno?

      China también decían que había mandado una flota por allí, ellos me dan miedo, no confío en que se anden guardando de no chocar con algún otro

      Eliminar
    5. No, China no creo que intervenga directamente. La veo guardando distancias.

      Eliminar
  2. OLGERD VLADISLAV20 oct. 2015 16:50:00

    Hay otra cosa que resquema a Obama, en la imagen personal Putin le gana por mucho.El ruso impone, tiene carisma, cerebro y agallas.
    Además el ejercito ruso ha enterrado esa imagen de "fuerza de segunda" que algunos ¿analistas? americanos le colocaron en 2008.
    Por lo demás bastante de acuerdo con el articulo.
    Pero como resumen , quedemonos con una imagen.
    http://www.antesdelfin.com/pics2015/Putin+vs+obama+obama+is+such+a+pussy_07c636_5299967.jpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando Obama y Putin se encontraron en New York, el mes pasado, al primero se le vio serio, notablemente incómodo, posando con poca gracia, lo que es raro en él.

      Eliminar

Los fuertes han sido segregados por la propaganda quejumbrosa de los débiles