19 de diciembre de 2006

Intervenciones americanas desde Vietnam

Este es un somero recorrido por mis opiniones acerca de las intervenciones militares americanas en las últimas décadas.

• Guerra de Vietnam (1964-1974). Se trataba de evitar la expansión del comunismo. El apoyo a Vietnam del Sur y los bombardeos sobre el Vietcong estaban justificados, pero no se debió enviar a reclutas a una guerra en la que la política limitaba la iniciativa de los militares. A esos muchachos no les dejaron ganar.

• Operation Power Pack, la invasión de la República Dominicana (1965). Prácticas con fuego real. Irrelevante.

Operation Eagle Claw, el intento de rescate de los rehenes en Irán (1980). Pese al fracaso fue una acción audaz que honró a Jimmy Carter. Si lo hubiesen conseguido habría sido maravilloso.

• Bombardeos sobre posiciones sirias en Líbano (1983). Fueron acciones justificadas en solidaridad con Israel.

• Invasión de la isla de Granada (1983). Prácticas con fuego real. Intrascendente.

• Bombardeo de Libia (1986). Justa respuesta al terrorismo patrocinado por Muammar al-Gaddafi, pero se debió bombardear más y más fuerte tras el espantoso atentado del Pan Am Flight 103.

• Operation Just Cause, la invasión de Panamá (1989). Fue una decisión errónea. Los USA podrían haber seguido llevándose estupendamente con el general Manuel Noriega. Deberían haberle dejado gobernar y traficar en paz. No era malo. Ojalá salga pronto de prisión.

• Operations Desert Shield y Desert Storm, la Guerra del Golfo (1990-1991). Ésta es la primera guerra que recuerdo haber vivido con entusiasmo e intensidad. La influencia americana y el control por el petróleo de Oriente estaban en juego. Todos con América y con George H.W. Bush. Viva el general Norman Schwarzkopf.

• Black Hawk Down… La batalla de Mogadiscio (1993). La intervención en Somalia fue una frivolidad del Bill Clinton, pero la película de Ridley Scott resultó buenísima.

• Bombardeos sobre Afganistán y Sudán (1998). Buena decisión de Bill Clinton. América lanzó misiles de crucero sobre campamentos de adoctrinamiento musulmán y fábricas de productos venenosos.

• Operation Allied Force, América y la OTAN bombardean Yugoslavia (1999). Nefasta decisión de Clinton. Sin la menor duda ha sido la mayor metedura de pata de la política exterior americana tras la 2ª Guerra Mundial. ¿Cómo se puede bombardear a un pueblo –el serbio– que lucha por la integridad de su patria y contra la infestación musulmana en Europa? Siempre lo he dicho: el 11-S llegó demasiado tarde para Milosevic y los aguerridos luchadores serbios.

• Operation Enduring Freedom, la invasión de Afganistán (2001). En octubre de 2001 los Estados Unidos y el Reino Unido invadieron Afganistán como respuesta a los atentados del 11-S. Los objetivos principales de la campaña eran la destrucción del régimen talibán y la eliminación de los principales dirigentes de Al Qaeda. Fue fantástico.

• Operation Iraqi Freedom, la invasión de Irak (2003). Ahora apoyados por el presidente español José María Aznar, los dos grandes líderes de Occidente Tony Blair y George W. Bush reimpulsaron la War on Terror con una campaña contra el régimen de Sadam Hussein en Irak. Los enemigos de América tenían que pagar compensaciones (petróleo) por lo que sucedió el 11-S. La invasión comenzó el 19 de marzo de 2003. El 9 de abril Bagdad caía ante el irresistible avance de las unidades blindadas americanas. Como toda guerra por petróleo, terrorismo o cosas tan importantes yo estuve totalmente de acuerdo con ella.

7 comentarios:

  1. Me encanta tu incorrección política, aunque no estoy de acuerdo contigo en todo, siquiera sea porque me faltan datos. ¡Bien!

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias! Es que odio la corrección política...

    ResponderEliminar
  3. y la próxima en Irán, no se puede perder más tiempo. Un pueblo que se recrea en mantener a su gente en la Edad Media, vease las ejecuciones públicas en plazas y las continuas vejaciones a las mujeres etcc... No se les puede permitir desarollar el poder del átomo.

    ResponderEliminar
  4. Más que las ejecuciones públicas el problema es POR QUÉ son esas ejecuciones públicas. Ejecutan a gente simplemente por ser homosexual... ¡Y los progresistas los defienden!

    ResponderEliminar
  5. ¿Jamás podrá el hombre saciar su sed de sangre?

    ResponderEliminar
  6. eso eso, la culpa de todos los progresistas

    se nace intolerante, insolidario, y mala persona y de derechas.
    se necesita mucho tiempo para llegar a ser tolerante, solidario, buena persona y de izquierdas.

    nunca había visto tanta, no se trata de incorrección politica, sinó inmoralidad vergonzante

    el mundo no es un juego de ordenador

    ResponderEliminar
  7. AZNAR, AZNAR argumentos AZNAR

    ResponderEliminar